English Version Versão Portuguesa Version Française Versione Italiana Türkçe Sürüm Wersja Polski Variantă Română Ελληνική έκδοση Magyar Nyelv Český Jazyk Versión Española
Patrocinadores:

Las Tres Alternativas


Nuevas alternativas llegaron con dos promesas importantes: la ausencia de TCA (descrito más adelante) y precios menores.



Screwcap
Los tapones de rosca bposeen "la ventaja considerable de ahorrar a nuestros bíceps el dolor del trabajo intenso que nos da el sacacorchos". Una no menospreciable cualidad, sobre todo cuando se observa, por ejemplo, que la mayoría de los estadounidenses no poseen sacacorchos. Nueva Zelanda, a través de un famoso grupo de presión, la Screwcap Initiative, fue fundamental para el lanzamiento del tapón de rosca.
Plastic Stopper
Los tapones de plástico son también populares, sobre todo para los vinos jóvenes. Rodolfo Gaona, director comercial de Nomacorc, comentó en varias ocasiones que "nuestros tapones no se parten, no absorben ni pierden humedad, no son orgánicos y por tanto, no son susceptibles a insectos o bacterias, ni se deterioran". Entre el vino y el aire del ambiente no se verifica el intercambio de gases, pero eso no es absolutamente necesario para los vinos destinados a ser bebidos poco después del embotellado. Experiencias demuestran que los tapones sintéticos dan un resultado satisfactorio durante 18 meses.
Glass Stopper
Los tapones de vidrio, provistos de una pequeña juntura de caucho, pueden ser adaptados a la mayoría de cuellos de botella. Una cápsula de aluminio cubre actualmente los tapones de vidrio. La botella es abierta con un sacacorchos especial que saca y parte la cápsula en dos a través de una presión axial. El tapón de vidrio puede ser facilmente extraído con la ayuda del pulgar.

La polémica existe. Algunos países productores y consumidores de vino se decantan por estas alternativas.