English Version Versão Portuguesa Version Française Versione Italiana Türkçe Sürüm Wersja Polski Variantă Română Ελληνική έκδοση Magyar Nyelv Český Jazyk Versión Española
Patrocinadores:

Las Propiedades del Corcho

Su particular estructura celular proporciona al corcho las siguientes propiedades físicas:

Levedad. El corcho está constituído por una estructura compacta con casi 36 millones de células por cm3, llenas de nitrógeno y oxígeno, que constituyen el 89,7% de su volumen. El volumen celular que queda vacío en el corcho es casi de 90% de donde se deriva su capacidad de fluctuar, pudiendo ser utilizada en la fabricación de boyas para redes de pesca.

Elasticidad. Gracias a la flexibilidad de las membranas, las células funcionan como microscópicos cojines de aire que adquieren nuevamente su forma original después de haber estado comprimidos. Esta propiedad, conocida como "retorno elástico", caracteriza a un buen tapón y manifiesta con precisión su capacidad de aislamiento. Esta elasticidad permite al tapón adaptarse a cualquier cuello de botella, inclusive aquellos que tienen forma irregular, con una fuerza de “retorno elástico” que lo mantiene perfectamente adherido a las paredes del vidrio.

Impermeabilidad. Su impermeabilidad se debe no sólo a la contra-presión ejercida por los gases de las células, pero también a la presencia en las membranas del corcho de un porcentaje elevado de sustancias grasas (suberina, cerina…)

Aislamiento. La suberina, insoluble ya sea en agua, alcohol, cloroformo o ácido, da al corcho propiedades impermeables que permiten a las celúlas llenarse de aire y asumir un poder aislante y protector muy fuerte.

Inercia. Como el corcho es un tejido muerto, puede ser considerado una sustancia inerte, sin sabor ni olor. Tiene, por lo tanto, un alto valor higiénico, que a su vez es una característica muy apreciada por las industrias especializadas en el embotellamiento de bebidas.

Adherencia. La adherencia al vidrio es, primeramente, una consecuencia de la fuerza de expansión de un material elástico contra una pared rígida, pero también se debe a las células que quedan cortadas durante la fabricación de tapones y que forman así microscópicas ventosas; sus propiedades adherentes son intensificadas por la presencia de sustancias resinosas.

Durabilidad. El corcho es un material muy resistente, con una capacidad excepcional para la conservación y manutención de sus propiedades iniciales. Puede, por tanto, considerarse un material no alterable ni perecedero.