English Version Versão Portuguesa Version Française Versione Italiana Türkçe Sürüm Wersja Polski Variantă Română Ελληνική έκδοση Magyar Nyelv Český Jazyk Versión Española
Patrocinadores:

La Cosecha del Corcho

El proceso para extraer el corcho es relativamente simple y se llama ”pela” o “saca”. Esta operación consiste en despojar al alcornoque de su cáscara corchera natural, corcho ”bornizo”, favoreciendo así la producción de un segundo envoltorio suberoso, el corcho ”segundero”. En el momento de remoción del bornizo, los árboles deben tener por lo menos entre 70 y 80 centímetros de circunferencia y una edad de 25 años en las zonas forestales más favorables. Con la ayuda de una simple hacha, los ”sacadores” realizan con una rapidez excepcional un corte perfecto difícil de realizar si fuesen utilizados utensilios más delicados o complejos.

El corcho es extraído cada 9 años en el sur de la Península Ibérica (cada 10 a 12 años en Francia o Cataluña) siempre durante el verano, que es el mejor momento para la extracción. Durante las fases más intensas de crecimiento, que normalmente ocurren de junio a julio, la evolución de las células es rápida y las capas que se forman son muy frágiles. Esta propiedad es utilizada para despedazar las membranas de las células de formación reciente. Según los portugueses, este es un momento en que el alcornoque “comienza a dar”. La capa que aún no está al descubierto conserva su capacidad de regenerar un estrato de corcho nuevo. La operación tiene que ser efectuada con atención: si hubiese algún corte, podría dar lugar a heridas en el árbol.

En los países productores, el alcornoque está protegido por muchas leyes que garantizan su conservación y su producción. Las leyes más importantes restringen la saca del corcho de los árboles jóvenes y de los demasiado viejos y la saca del corcho en intervalos mínimos inferiores a 9 años.